lunes, 31 de mayo de 2010

Soy Adicta

Hoy quiero seguir el consejo de una buena amiga y escribir sobre como me siento. Hoy quiero gritar y expresar algo que me angustia, me hace daño y no sé aún como solucionarlo bien.

Soy adicta.

Adicta al tabaco, a la nicotina, a los componentes químicos que lleva cada cigarrillo.

Soy adicta y me siento juzgada. Hoy en día, fumar YA NO está bien visto y parece que todo el mundo a tu alrededor tiene las mil y una respuestas, razones y consejos para que dejes de fumar.

¿alguien se ha parado a pensar que en realidad yo desearía dejar de fumar y no puedo?

Ahora salen con eso de... "querer es poder" y entonces te sientes frustrada.

Para mí, fumar empezó, supongo que como para la mayoría, como un "Juego de adolescentes", te sientes mayor y poderosa con un cigarrillo entre tus dedos a los 16 y de ahí, ya no tomas conciencia de nada más.

Pero llega un día en que te planteas ¿por qué fumo? y te das cuenta de lo mal que te hace sentir, de que ya no te gusta tanto, tu boca apesta por las mañanas y te sientes asqueada pero entonces desayunas y enciendes el primer cigarro del día.

A lo largo de los últimos meses me he planteado dejar de fumar. Compré tabaco de liar para ir reduciendo, me propuse varias fechas tope (que no cumplí) y me he dado mil razones para dejarlo. Sin éxito.

Y es terriblemente frustrante para mí que esto sea así. Cuando decidí que la leche me sentaba mal, simplemente, dejé de tomarla. No hubo miedo, ni lloros, ni ansiedad. MI cuerpo no reaccionó de mala manera y mi mente no me hacía preguntas como ¿y ahora qué? ¿quien te acompañará ahora?
Simplemente, tomé una decisión, dejé de tomar leche.

Con el tabaco no funciona igual.

Pero me da hasta miedo decir en mi entorno que "quiero dejar de fumar" o que "voy a dejar de fumar"... te encuentras de todo. Hay quien dice: Bien, seguro que lo logras y esos, aunque solo digan eso, son de más ayuda que los que, en tu entorno cercano, comienza con la charla sobre los múltiples beneficios que reporta el hecho de dejar de fumar.

Si. Quiero dejar de fumar. SI!! pero me resulta muy dificil.

Para mí se me hace un mundo el solo hecho de pensarlo, de enfrentarme al día a día sin el cigarro. Podrá parecer estúpido e infantil, pero el cigarro a mí me acompaña. Cada noche, cuando regreso a casa después del trabajo, me siento frente a mi ordenador, y el cigarro, está conmigo. Así no me siento sola. Así no siento ese vacío tan absurdo que llevo 4 años sintiendo.

Porque sabes? yo dejé de fumar hace 4 años. Concretamente un 11 de enero me fumé el que pensé que era mi último cigarro y después... 6 meses después, volví. Ese día, perdí a alguien y el cigarro actuó como sustituto. Mi mente ha asimilado esa "sustitución" y las emociones se me desbordan cuando pienso en "dejarlo" definitivamente.

Fumo por inercia, la mayoría de los cigarros los enciendo porque sí... sin apetencia ninguna, pero lo hago porque no sé como dejar de hacerlo.

Hay muchos consejos... beber agua, cambiar hábitos, salir a caminar, no frecuentar lugares de fumadores, notificar la decisión a amigos y familia... si si... todo eso ya lo he hecho y sigo igual. Fumando.

No me sirve que me "regañen", ni que se rían con ironía cuando digo: "voy a dejar de fumar"
No me sirve que me juzguen y me digan que, con todo lo que sé y las herramientas que tengo, no es normal que siga fumando. Eso NO ayuda.

No me sirve que me pongan ejemplos de otros, lo mio me afecta a MI. NI que me cuenten o recuerden quien murió por culpa del tabaco.

Necesito ayuda y más que ayuda, apoyo. Cursos on line para dejar de fumar... no me veo. Ese curso para dejar de fumar on line no estará a mi lado cuando, a las 2 de la mañana me entre la ansiedad y necesite un abrazo y alguien que me diga "no te preocupes, estoy aquí y todo irá bien"

Las miradas condescendientes no me sirven de nada. Tengo un problema si, y yo soy la primera consciente de ello. Soy adicta no tonta. Tengo un terrible rechazo al hecho de seguir fumando y sin embargo, aquí estoy, fumándome un cigarrillo mientras escribo esto porque... me siento sola y cabreada.

Las fechas no me sirven... la decisión está tomada y llevarla a cabo no es cuestión de fechas, sino de valentía y HOY, no me siento valiente. Hoy podría decir, no fumo. Solo por hoy, no fumo!! y no soy capaz, me siento perdida para enfrentar este tema.

De modo que... me encuentro mal conmigo misma por no ser capaz de hacerlo. Me enfado y me frustro y aunque trato de no castigarme (ya de eso se encarga la sociedad) siempre acabo más cabreada y frustrada ante cada nuevo intento fallido.

Quiero dejar de fumar, necesito dejar de fumar. Me asquea el tabaco, siento un profundo rechazo y me hace sentir fatal. Cada mañana cuando amanezco, lo primero que siento es el malestar por el tabaco, el olor, el mal sabor de boca... ese es mi despertar y no me agrada. Quiero despertarme por las mañanas sin esa sensación de toxicidad en mi cuerpo. Quiero respirar profundamente y sentir los distintos aromas de mi realidad. Quiero abrazar a alguien y estar segura de que mi ropa, mi pelo, mis manos... son agradables y no huelen mal.

Quiero ser libre de esta terrible sensación de no poder funcionar sin el tabaco. Quiero ser libre de decir, "yo no fumo porque NO quiero"
Quiero ser libre del tabaco y HOY empiezo a no fumar... pero no puedo si quiera, prometerme a mí misma que lo voy a lograr, así que, que nadie espere que se lo prometa y que nadie me juzgue por no conseguirlo. Ya bastante lo hago yo.

jueves, 27 de mayo de 2010

Emociónate - Podcast 2º programa

Ya tenéis subido el Podcast del segundo programa de "Emociónate"

Que lo disfrutéis!! http://www.zshare.net/audio/765351735942d06b/

Besotes a todos y gracias por vuestra confianza!!

lunes, 24 de mayo de 2010

Si estás de bajón

En los momentos de bajón, repasa todo lo que has andado y no mires cuanto camino te queda aún por recorrer.

En esos momentos de querer salir corriendo, recuerda que donde vayas, TU irás contigo. ¿de quien quieres huir? no tiene sentido ¿no lo ves?

En momentos de bajón, mírate al espejo y felicítate porque estás VIVO, porque estás sintiéndote y porque has tomado conciencia de tu estado actual. Después, escucha tu corazón y actúa.

En los momentos de bajón, tómate un respiro, apenas necesitas unos minutos, piensa en alguien a quien amas, aprecias o quieres y respira en tu corazón, la sonrisa volverá a tus labios rápidamente.

Cada bajón significa que has subido un trecho de la montaña, si no, no los tendrías. Significa que has aprendido algo más y que eres consciente de como NO te quieres sentir. Felicidades por ello.

Un bajón no es un retroceso, solo una pequeña parada, una pausa en tu camino, un "recomponerse", mirar a los lados, disfrutar del paisaje y tomar aliento para seguir caminando con alegría. Parar no es malo, incluso es necesario. La "marea" a veces te lleva por inercia y ese parón, te permite verte y mirar a tu alrededor, quien sabe, tal vez haya algo por descubrir ahí.

En los momentos de bajón recuerda que, algo está a punto de pasar. Las resistencias están cayendo y por eso, tu mente, te distrae hacia otro lado. Sé amable con tus emociones y pensamientos, permítete sentir ese bajón, sin darle tregua al desánimo o a la pereza. Permite que tus emociones afloren y después, con la mochila menos llena, podrás continuar caminando.

En momentos de bajón recuerda que los cambios es el motivo principal por el cual sentimos miedo y parar a respirar, tomar fuerzas y repasar tu camino te dará confianza y tu miedo desaparecerá.

En esos momentos de bajón, recuerda que no estás solo. Pide ayuda y déjate rescatar, sin expectativas, sin presiones, sin juicios y sin etiquetas. Muéstrate tal cual eres, deja asomar tu fragilidad y deja que, quien aparece en tu camino, te tome de la mano para ayudarte en el siguiente paso. No es malo caminar de la mano de quien siente fuerza para tirar de tí. Te dará fuerza para continuar caminando por tí mismo... hasta el siguiente bajón.

Todos necesitamos una mano de quien, en el mismo camino en el que nos encontramos, hoy siente fuerzas para tirar de otro. Tal vez mañana te toque a tí coger la mía, levantarme del borde del camino y ayudarme a andar unos kilómetros siendo tu el guía.

En momentos de bajón no te escondas, sé valiente y compártelo. Es más fácil cogerte de la mano si las tiendes hacia los que te rodean. Es más fácil acompañarte, aunque sea en silencio, si pides compañía para caminar o para permanecer sentado un rato.

En momentos de bajón, recuerda que tienes herramientas a tu alcance, enseñanzas, lecciones ya aprendidas, lágrimas ya derramadas y puños apretados que ya dejaron de tener fuerza. Lo que has experimentado forma parte de esa experiencia. Ya sabes como hacerlo, solo tienes que acordarte de recordarlo. Y si te olvidas de como hacerlo, busca a quien sabe como hacerte tomar conciencia.

Saborea cada instante, incluso ese momento de bajón. Siéntete vivo y agradece ese momento de bajón porque te da sabiduría y fuerza para continuar, te da un respiro en tu caminar y en tu aprendizaje. Nadie te exige nada, nadie marca tu ritmo, nadie espera que llegues un día concreto ni a una hora determinada. No lo hagas tu.

En momentos de bajón, sean por la razón que sean, no olvides que TU eres importante y que tienes derecho a sentir, experimentar, disfrutar, merecer, amar y ser amado. No olvides que, todo pasa. Sea lo que sea. No olvides que TU eres lo más importante para tí mismo. No olvides que hay alguien que te quiere, aunque solo sea una persona y por ella, merece la pena seguir caminando.

En un momento de bajón, siéntate y respira, llena tu corazón y sonríe por dentro porque eso significa que estás vivo y la vida es el mejor regalo que tienes, porque te da otra oportunidad, no hay límites, no hay tiempo, no hay plazos... puedes parar cada vez que quieras, ir al ritmo que quieras y sentir lo que quieras sentir.

Si estás de bajón, llámame. Te escucharé en silencio, sin juicios ni preguntas. Te abrazaré desde el corazón, sin prisas, sin condiciones, sin esperar nada más que, vuelvas a caminar cuando te sientas preparado. Y mientras eso no suceda, permaneceré a tu lado, te acompañaré con ese abrazo que puede ser eterno o me sentaré a tu lado a respirar contigo y recordarte, de vez en cuando, el precioso camino que se extiende delante de nosotros. Cogeré tu mano para que no caigas del todo. Guiaré tus pasos si las lágrimas no te dejan ver y te contaré lo que hay en el camino si tu visión se ofusca en tratar de mirar al pasado o al futuro.

Si estás de bajón, no te olvides de que no estás solo, nunca lo estás porque, allá donde estés, por muy lejos que te encuentres, mi corazón te escucha, sin esperar nada más que oir latir el tuyo con entusiasmo. No te preguntes el porqué ocurre, disfrutalo cuando suceda y sacúdete el alma cuando consigas sentirlo. Si estás de bajón, cuenta conmigo. Cuando sea y donde sea, déjame preguntarte ¿qué necesitas? y deja que tu corazón sea libre de pedir lo que le hace sentir bien.

Eso es vivir. Eso es sentir. Esta montaña rusa de emociones que llamamos cotidianidad nos empuja a veces a caer en picado. Puedes gritar, forma parte del juego. Sentir miedo y tristeza. No te arrepientas de lo que sientes, ni te avergüences de lo que sientes... Sentir implica una amplia gama de momentos distintos. Todos son necesarios. Todos sirven para algo. Hasta los bajones.

Si estás de bajón, confía en la vida. Ella sabrá a donde llevarte. Confía en el universo y déjate llevar, aunque sea solo ese ratito y disfruta del placer de no tener que hacer nada, ni pensar en nada, ni decidir nada, porque tienes excusa, estás de bajón y es otra persona quien se encarga de todo. No pierdes tu centro, no pierdes tu poder. Es solo un trecho del camino. Esa persona sabrá soltar tu mano cuando se lo pidas, cuando sientas que puedes caminar solo, cuando sientas que te sientes seguro. Y entonces caminará a tu lado, orgullosa de tu logro, admirando tu valentía, queriéndote más, solo porque, una vez tuviste un bajón y fuiste lo suficientemente valiente como para expresarlo, reconocerlo y dejarte llevar.

Hoy estás de bajón. ¿y que? Tienes derecho. Permítetelo, disfruta, siéntete. Mira a tu alrededor y busca la mirada de quien, atenta, cuida tus pasos en la distancia y respeta el espacio que mereces. Ese espacio siempre está ahí, por mucho que te acerques, por mucho que caigas, por muchos bajones que vengan, no pierdes nada tuyo. Al contrario, ganas fuerza y sabiduría. La humildad consiste en reconocer tus momentos de bajón y permitir que a tu alrededor lo sepan.

Si hoy estás de bajón, recuérdalo. Estoy aquí. Sólo silba y escucharé tu llamada.

Te quiero

sábado, 22 de mayo de 2010

Cá uno es cá uno

Eso suelen decir los entendidos de la vida, osea, nuestros mayores, que su sabiduría siempre se pasa por alto y si los escucháramos más... otro gallo nos cantaría.

Mi abuela solía decir: "de visita todos somos buenos" y que razón tenía...

Cuando convives con alguien es cuando realmente llegas a conocerlo y si no convives, prueba a pasar 3 días con un grupo de personas, colaborando estrechamente y será casi casi igual.

Es la otra cara de ese mundillo "espiritual" donde me muevo... que a fin de cuentas es lo que siempre digo, somos seres humanos y cuando se pretende ser lo que no se es, de visita o por un ratito, se consigue, pero 36 horas casi ininterrumpidas ponen de manifiesto todo lo que somos.

Este II Congreso de Reiki ha sido toda una lección para mí. A nivel personal, profesional, humano y espiritual... desde sus comienzos, desde el momento en que de repente, me ví llamando a hoteles y empresas para merchandising, imprenta, catering y demás... he aprendido a tener paciencia, a no salir corriendo cuando las cosas se ponen feas y a esperar y confiar.

Pero también he aprendido a descubrir a quien quiero tener cerca y a quien no. A quienes realmente están por lo que están, ayudar y ser una contribución y a quienes solo les interesa el figurar. (somos humanos!!)

Pero me molesta que me vendan la falsa solidaridad como amor incondicional y luego se pretenda recibir algo a cambio, con exigencias. Me molesta el ofrecimiento desde el "corazón" y luego bajo mesa, recibir la factura por tan estupendos servicios.

Me molesta la falsa modestia de quienes se consideran meros "peones" de un evento delante del grupo y luego van pidiendo reconocimiento "póstumo"

Que nadie se alarme!! tengo derecho al pataleo, mi cuerpo y mi mente están agotados tras semanas y semanas de duro trabajo. Mis defensas han caido a niveles poco frecuentes en mí y parezco un libro de medicina: lleno de síntomas inconexos.

Hoy estoy agotada, repaso el trabajo hecho y lo aprendido y me quedo con ello. Hoy hago recuento de manos y me satisface encontrar "las de siempre", esas que no fallan. Me alegra encontrar nuevas en las que apoyarme y me alegro de haber descubierto aquellas en las que ya no buscaré más ayuda que la de un abrazo de encuentro o despedida.

Cá uno es cá uno... y yo, que soy muy mía, prefiero seguir en mi línea, basta pero honesta. No quiero más caretas en mi vida, ni medias verdades ni sonrisas hipócritas. Olvidé como ser diplomática en la vida, porque me iba muy mal siéndolo. Olvidé eso de "anteponer" a los demás por encima de mis sentimientos. Sí, por el bien común o la buena marcha de algo importante... ya no hace falta. El bien común no precisa de hipocresías, ni de falsas modestias. El bien común sabe como organizarse y por selección natural, elimina a quien no está en la onda. Eso aprendí este fin de semana.

Hoy es día de reflexión y me alegra haber llegado hasta aquí. No todos han llegado aún.

Y se me ocurre, para acabar, algo que también descubrí este fin de semana: Mientras te empeñas en buscar quien te mire y te alabe a tu alrededor, te olvidas de mirarte a tí mismo. Desde ahí debe partir el mejor halago.

Buenas noches!

jueves, 13 de mayo de 2010

Una carta de amor

Otra aportación de mi amiga Gise. Otro martes juntas y cada día recibo un regalo nuevo, diferente, sorprendente... Gracias amiga!!

Aquí os lo dejo...

Todo lo que de vos quisiera
es tan poco en el fondo
porque en el fondo es todo,
como un perro que pasa, una colina,
esas cosas de nada, cotidianas,
espiga y cabellera y dos terrones,
el olor de tu cuerpo,
lo que decís de cualquier cosa,
conmigo o contra mía,todo eso es tan poco,
yo lo quiero de vos porque te quiero.
Que mires más allá de mí,
que me ames con violenta prescindencia
del mañana, que el grito
de tu entrega se estrelle
en la cara de un jefe de oficina,
y que el placer que juntos inventamos
sea otro signo de la libertad.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Emociónate conmigo!!

A partir del próximo Martes, día 18 de mayo (por cierto, mi cumpleaños), a través de ABJRadio, por internet... un nuevo programa: Emociónate.

Un programa dedicado a aprender a gestionar, a perder el miedo y a disfrutar de nuestras emociones, sean cuales sean.

Estoy profundamente agradecida por la oportunidad que supone compartir lo que he ido aprendiendo durante todos estos años de "camino por la vida".

Gracias a todo el equipo de ABJRadio

Ya sabéis...

19.30 h. martes 18 de mayo en http://abjradio.webs.com

1 hora y media de programa donde comprendernos mejor, emocionarnos y pasar un rato agradable, con el chat, donde podéis interactuar y comentar. Hacer preguntas y plantear incluso vuestras cuestiones si así os apetece...

Todo cabe cuando se trata de emocionarse.

No te lo pierdas!! Te espero en ABJRadio el martes a las 19.30 h.

Un abrazo,

martes, 4 de mayo de 2010

Quisiera Conocerte

Hoy, en el programa "Siempre habrá poesía", con Gise, en ABJRadio (http://abjradio.webs.com) he oido este poema, y me ha encantado. Es de Magali Sauceda, de Mexico.

Aquí os la dejo... es, sencillamente... especial!! Gracias Gise por la aportación.


Quisiera conocerte, saber como es tu aroma,
que piensas, que sientes cada día, cada hora
déjame conocerte, mirarte, tocarte,
escucharte cantar... no solo leerte.

Quisiera conocerte, saber como eres
tus valores, tus ideales, los sueños que tú tienes
Déjame conocerte, hablarte y escucharte
Saber como es tu voz, no solo leerte...

Quisiera conocerte más de lo que te he leído
saber como es tu risa, tu mundo, tus amigos,
déjame conocerte y que tu me conozcas,
aunque he desnudado mi alma
en todo lo que escribo...

Quisiera conocerte, tomarte de la mano
conocer los sentimientos
de un ser extraordinario,
déjame conocerte, no solo pensarte
pues con tus escritos, has logrado cautivarme.


Colaboración de Magali Sauceda
México

lunes, 3 de mayo de 2010

La energía grupal

Hoy quiero hablar sobre la emoción de vibrar conjuntamente en grupo... hoy quiero mostrar esa otra faceta mía, la de motera. Esa que muchos se preguntan porqué sigo teniéndola como parte de mi vida, a pesar de todo, del tiempo y acontecimientos.

Siempre he dicho que para mí, montar en moto es muy terapéutico, que me ayuda a soltar amarras, a soltar control, a confiar y a dejarme llevar. También he contado en alguna ocasión que montar en moto es como meditar... a solas contigo misma, dentro de tu casco, donde solo oyes el rugir de la máquina y donde solo importa el preciso momento en el que estás... no puedes llamar a nadie, ni hacer otra cosa más que lo que estás haciendo... dejándote llevar.

Te das cuenta de lo tremendamente terapeutico que es cuando, al llegar a casa, sientes como todo tu cuerpo te responde, tomas conciencia de partes físicas que ni sabías que tenías y es ahí cuando caes en la cuenta de lo alejados que estamos de nosotros mismos.

Además del placer que supone, por supuesto, salir en grupo, disfrutar de una afición común y compartir momentos con "tu gente" y es aquí donde hoy, quiero hacer un alto en el camino... en eso de "compartir afición"

Este fin de semana se ha celebrado en Jerez, como cada año, el Gran Premio de Motociclismo y yo, como cada año desde ni se sabe, he estado allí.

Todo es emocionante para mí, por más años que pasen y aunque parezca que "siempre es lo mismo" y lo es, aun así... es muy emocionante.

Pero este fin de semana he sido consciente de como la energía de grupo, un grupo de 148 mil personas, se une y se nota, te hace vibrar y sentir y el subidón es inexplicable.

Hemos vivido unas carreras muy emocionantes y con sorpresas de última hora, adelantamientos imposibles y valientes al mando de máquinas que ni el más experimentado motero se atrevería a pilotar en carretera.

En ese momento, la grada ruge, anima al corredor español que está a punto de conseguir la primera plaza. In extremis, a 4 curvas de la recta de meta, justo delante de nuestra grada, se lanza a adelantar y dejas de ser tu... te mezclas con cada ser humano a tu alrededor, tu voz es ahora "la voz", una única voz que "empuja" al piloto, lo lleva a ese momento en que consigue su esperado triunfo. Y el rugido se vuelve clamor, la piel de gallina, las emociones explotan y no hace falta decir nada. No puedes, porque el griterío sigue siendo atronador y la grada vibra al completo. Un trabajo bien hecho, riesgo y valor, amor por lo que uno hace y lo demuestra con acciones como esa, que se ven recompensadas, no solo por una copa en el podio, sino por esas 148 mil voces que se hicieron una para llevarlo en volandas hasta la línea de meta.

Cuanto poder tiene la energía de grupo y qué poca conciencia tomamos de ello. Cuanta emoción se puede llegar a sentir, a compartir, a disfrutar... cuanta emoción!

Allí, en la grada R9 del circuito de Jerez, observé a esa "energía humana", unida en un único propósito y no encontré rabia, ni miedo, ni dolor... no había tristeza, ni pena ni otras etiquetas que tanto nos gusta poner... había AMOR!! era puro amor lo que explotaba en cada corazón... era amor por la afición, por lo que estaba ocurriendo, amor por cada persona al lado con la que compartías el momento y amor por tener la oportunidad de vivir algo así.

No se puede explicar con palabras y tampoco le puedes contar a mucha gente en ese momento lo que en realidad está ocurriendo, lo que en realidad están sintiendo... la emoción indefinida es la mejor explicación para quienes no son conscientes de lo que se mueve.

Ayer domingo... desde el Circuito de Jerez, 148 mil personas sintieron AMOR a la vez, dejando explotar los sentidos, sin miedo al juicio, ni al qué dirán... simplemente, se dejaron llevar, como yo hago cada vez que me subo a una moto, rumbo al momento, al disfrute y a sentirme intensamente.

Jerez 2011!! Ahí estaré...